Ir al contenido principal

Glosario de pachuquismos*

Pachuco/Español/Del inglés

A

Agüítala/Cálmate
A todo tren/Muy bueno, suave
A'i te watcho/ Ahí nos vemos/ I'll be seeing you
Al alba/ Abusados
Al quite/ A la pelea
Al tiro/ Abusados
Aviador/ Pasándola bien/ Aviator, flying high

B

Bato/ Hombre
Bolillo/ Norteamericano
Bonarú/ Muy bueno
Borlo/ Pelea, baile
Borlotear/ Pelear, bailar
Bote/ Cárcel
Buti/ Muy/ Pretty, como en "pretty good"
Buti trili/ Muy marihuano

C

Calcos/ Zapatos
Cantón/ Hogar
Capio/ Pescar/ To catch
Carlango/ Abrigo
Carnal, carnalillo/ hermano, hermanito
Cincho/ De seguro/ Cinch
Con safos/ Con ganas
Cuico/ Policía
Cuitear/ Darse por vencido/ To quit
Cuete/ Pistola

Ch

Chale/ No
Chance/ Oportunidad/ Chance
Chanclear/ Bailar
Checando/ Fijándose/ To check
Chicanada/ Los chicanos
Chicas patas/ chicanos
Chompetal/ Mental
Choncho/ Grande
Chota/ Policía
Chucote/ Pachuco

E

El Chuco/ El Paso, Texas
Entacuchando/ Poniéndose el zoot suit
Escamar/ Asustar
Ese/ Pronombre

F

Foquiar/ Molestar, amenazar/ To fuck with
Frajo/ Cigarro
Fuímonos/ Vámonos

G

Ganga/ Pandilla/ Gang
Garras/ Ropas/ Drapes
Gringo/ Norteamericano
Guarachear/ Bailar
Güerinches/ Norteamericanos

H

Hacer la puñeta/ Masturbarse
Huisa/ Novia

J

Jaina/ Novia
Jefita, o/ Madre, padre

L

La jura/ La policía
Leños de hierba/ Marihuana
Lisa/ Camisa

M

Me la rayo/ Lo juro
Mera raya/ Línea de combate

N

Nel/ No
Nos vamos a borrar/ Ausentarse

O

Órale/ Sí
Overol/ Tipo de ropa/ Over all

P

Pachuco/ Ropa y cultura adaptada por jóvenes latinos en Estado Unidos
Pachuca, pachucona/ Mujeres pachucas
Parar garra/ Lucir traje
Pedo/ Peligro, pleito, puro aire
Petatear/ Dormir
Pie plano/ Policía/ Flat foot
Pistazo del fuerte/ Un trago de licor

R

Retra/ Fotografía
Rifa/ Lo mejor
Ruca/ Novia

S

Sacra/ Sacramento, California
San Fran/ San Francisco, California
San Jo/ San José, California
Sacar mole/ Hacer sangrar
Simón/ Sí
Sura/ Igualado
Surote/ Chingón

T

Tacuche/ Traje
Talonearle/ Apurarle
Tambo/ Cárcel
Tando/ Sombrero
Te curas/ Te gusta
Tirilongo/ Marihuano, tomado
Tirar ancla/ Quedarse
Tramos/ Pantalones
Trapos/ Zoot suit
Traer de carrito/ Abusar
Tronar/ Matar
Trucha/ Ten cuidado
Tula/ Tulare, California

V

Vaya al rol/ Acostarse/ Bed roll
Verdolaga/ Ingenuo, novato
Verdugo/ San Bernardino, California
Volar la tapa/ Enojarse/ Blow your top

W

Watcha/ Cuidado/ Watch out
Watchamos/ Fijamos, miramos/ To Watch

Z

Zoot suit/ Traje pachuco


*Tomado del programa de mano que se daba en la obra Zoot suit, de Luis Valdez, puesta en escena en el teatro Sor Juana Inés de la Cruz del Centro Cultural Universitario en la Ciudad Universitaria entre el 29 de abril y el 4 de julio del 2010.

Entradas populares de este blog

Los que se van de Omelas, de Ursula K. Le Guin

Con un estruendo de campanas que hizo alzar el vuelo a las golondrinas, la Fiesta del Verano penetró en la deslumbrante ciudad de Omelas, cuyas torres dominan el mar. En el puerto, los gallardetes ponían notas multicolores en los aparejos de los buques. En las calles, entre las casas de tejados rojos y paredes encaladas, entre los tupidos jardines y en las avenidas flanqueadas de árboles, ante los enormes parques y los edificios públicos, avanzaban las procesiones. Algunas eran solemnes: ancianos vestidos con ropas grises y malvas, maestros artesanos de rostros graves, mujeres sonrientes pero dignas, llevando en brazos a sus chiquillos y charlando mientras avanzaban. En otras calles, el ritmo de la música era más rápido,  un estruendo de tambores y de platillos; y la gente bailaba, toda la procesión no era más que un enorme baile. Los chiquillos saltaban por todos lados, y sus agudos gritos se elevaban como el vuelo de las golondrinas por encima de la música y de los cantos. Todas la…

La puta de Mensa, de Woody Allen

Cuando se es investigador privado, uno ha de aprender a confiar en sus corazonadas. Por eso en el momento en que un tipo tembloroso como un flan llamado Word Babcock entró en mi oficina y puso las cartas sobre la mesa, debí haber hecho caso del escalofrío glacial que sacudió mi espinazo. —¿Kaiser? —preguntó—. ¿Kaiser Lupowitz? —Eso es lo que pone en mi licencia —admití. —Tiene que ayudarme. Me están haciendo un chantaje. ¡Por favor! Se agitaba como el animador de una orquesta de rumba. Le empujé un vaso por encima de la mesa y la botella de whisky que guardo a mano con propósitos no medicinales. —¿Qué le parece si se tranquiliza y me lo cuenta todo? —¿No... no se lo dirá luego a mi mujer? —-Hablemos claro, Word. No puedo hacerle promesas. Intentó servirse un trago, pero el tintineo podía oírse al otro lado de la calle, y la mayor parte del licor fue a parar a sus zapatos. —Soy un honrado trabajador —explicó—. Mantenimiento de máquinas. Construyo y reparo vibradores. Ya sabe... esos aparatitos …

Donde su fuego nunca se apaga, de May Sinclair

Me piden el cuento más memorable de cuantos he leído. Pienso en "El escarabajo de oro" de Poe, en "Los expulsados de Poker-Flat" de Bret Harte, en "Corazón de la tiniebla" de Conrad; en "El jardinero" de Kipling —o en "La mejor historia del mundo"—, en "Bola de sebo" de Maupassant, en "La para de mono" de Jacobs, en "El dios de los gongs" de Chesterton. Pienso en el relato del ciego Abdula en "Las mil y una noches", en O. Henry y en el infante don Juan Manuel, en otros nombres evidentes e ilustres. Elijo, sin embargo —en gracia de su poca notoriedad y de su valor indudable— el relato alucinatorio "Donde su fuego nunca se apaga", de May Sincalir. 
Recuérdese la pobreza de los Infiernos que han elaborado los teólogos y que los poetas han repetido; léase después este cuento. 

Jorge Luis Borges "Por qué eligió este cuento Jorge Luis Borges", El hogar, 26 de julio de 1935.

* * * * *